X
La gente no se da cuenta cuando están dañando sus oídos. Una de las causas más comunes es la exposición al ruido que conduce a la pérdida de audición inducida por el ruido.
2019-06-19

Tags

Pérdida auditiva inducida por el ruido: los sonidos que usted desconocía y dañan su audición

La audición es una parte importante de la vida cotidiana, sin embargo, la mayoría de las personas no se dan cuenta cuando están dañando sus oídos.

Las causas de la pérdida de la audición incluyen infecciones, envejecimiento y lesiones cerebrales, pero una de las causas más comunes es la exposición al ruido de impacto, como los petardos. La pérdida de audición inducida por el ruido (NIHL por sus siglas en inglés) puede desarrollarse después de una exposición extrema al ruido o después de escuchar sonidos muy fuertes a lo largo del tiempo. Todas las personas tienen diminutas células ciliadas en su oído interno (cóclea) que vibran y envían una señal eléctrica al nervio auditivo, lo que le permite escuchar. Diferentes grupos de células capilares interpretan diferentes frecuencias de sonido. Con el tiempo, si una cantidad suficiente de estas células ciliadas se dañan o rompen, se produce una pérdida auditiva.

Sonidos que dañan su oído

Un oído normal y saludable es capaz de escuchar frecuencias que van de 20 a 20,000 Hz. Sin embargo, algunos sonidos pueden causar una pérdida de audición inducida por el ruido a largo plazo o permanente, ya sea instantáneamente o después de una audición prolongada. El sonido se mide en decibelios (representado como “dB”). La conversación normal ocurre a alrededor de 60 dB, que no es lo suficientemente fuerte como para causar daño. Un concierto de rock típico tiene un promedio de aproximadamente 120 dB, lo que significa que el daño auditivo puede ocurrir después de los primeros 15 minutos. En pocas palabras, cuanto más bajo sea el volumen, más tiempo podrá escuchar sin sufrir daños; cuanto más alto sea el volumen, menos tiempo tomará el daño auditivo. Aquí hay intervalos de sonidos que probablemente no sabía que podrían afectar su audición:

85 – 100 dB
(se tarda de 6 a 8 horas antes de causar daños)

  • Tránsito pesado
  • Aire acondicionado de ventana (cerca de usted)
  • Bar ruidoso
  • Secador de pelo
  • Motocicleta
  • Apretar juguete (cerca de la oreja)
  • Vagón de metro (pasando)
  • Reproductor de música al máximo volumen

110 – 180 dB
(se tarda de 1 a 30 minutos antes de causar daños según el nivel)

  • Concierto de Rock (ubicado cerca de los parlantes)
  • Trueno
  • Sirena de vehículo de emergencias
  • Globo que explota (cerca del oído)
  • Multitud en un estadio
  • Petardo
  • Airbag de seguridad
  • Avión despegando

Cómo prevenir el daño auditivo

La forma más sencilla de evitar el desarrollo de la pérdida de audición inducida por el ruido es prestar atención al volumen del sonido donde quiera que vaya. Escuchar niveles por debajo de 85 dB puede ayudarlo a preservar su audición.

Si un sonido es demasiado fuerte, no se quede el tiempo suficiente para que le cause daño. En caso de duda, siempre puede utilizar protección auditiva.

Para mantener una audición saludable, es aconsejable programar una cita con un Profesional de la Audición en su área; nuestro localizador de tiendas Signia puede ayudarlo a encontrar el más cercano a usted.