X
Si se está acostumbrando a sus primeros audífonos, es importante saber cuánto tiempo debe usarlos. Llevarlos demasiado poco o demasiado hace una diferencia.
2019-05-27

Tags

Usar audífonos: ¿Cuánto tiempo es demasiado tiempo?

Cuando se adapte al uso de sus audífonos, puede preguntarse cuánto tiempo debe usarlos por día. Si bien esta es una decisión personal, la transición a usar audífonos a tiempo completo es un proceso.

Muchas personas que usan audífonos los usan con frecuencia, especialmente aquellos que llevan una vida social activa. Sin embargo, si acaba de comenzar a usar audífonos, o si desea comenzar a usarlos con más frecuencia, el período de transición puede ser difícil. Al igual que hacer ejercicio o aprender una nueva habilidad, debe dedicarle tiempo y tomar las cosas en pasos. El apresuramiento hacia el uso de audífonos a tiempo completo puede llevar a la frustración e insatisfacción.

De hecho, la mayoría de las personas que comienzan a usar audífonos al principio se sienten abrumadas por el mundo que las rodea. Lleva algún tiempo entrenar a su cerebro para que procese el audio, por lo que no se desanime si no puede usar sus audífonos todo el día. A medida que se vaya acostumbrando a usar sus audífonos y a oír sonido, se volverá más fácil.

Si aún no está seguro de cuánto tiempo debe usar sus audífonos, o si desea obtener más información sobre cómo usarlos, este artículo puede darle una idea del período de ajuste y los beneficios del uso diario de audífonos.

¿Debo usar mis audífonos todo el tiempo?

Esta pregunta es difícil de contestar definitivamente. Si bien usted no debe esforzarse, hay innegables beneficios en el uso de audífonos todo el día. Si tiene dificultades para escuchar el ruido durante más de unas pocas horas al día, no debe sentirse presionado para forzar sus oídos. Esto solo lo hará sentir cansado y resentido con sus audífonos. Siempre es bueno tomarse un descanso, especialmente si se siente seguro y cómodo sin sus audífonos.

Sin embargo, solo usar sus audífonos en ocasiones especiales, como cuando va a cenar o socializar, puede tener un impacto negativo en la cantidad de beneficios que se le ofrecen. Los audífonos no son lentes de contacto o anteojos; no funcionan perfectamente en el momento en que se los ponen. Requieren un período de ajuste, y el desuso puede deshacer su progreso.

Cuanto más tiempo use sus audífonos, más disfrutará usándolos. Su cerebro aprenderá a procesar el sonido y a filtrar el ruido, y también se acostumbrará al sonido de su propia voz gracias a nuestra tecnología integrada de Procesamiento de la Propia Voz (OVP). En poco tiempo, el uso de audífonos puede parecer una segunda naturaleza. Sin embargo, esto requiere práctica y tiempo. Si solo usa sus audífonos en situaciones ruidosas como fiestas, cenas o situaciones sociales, es más fácil sentirse abrumado por los sonidos.

Por eso es necesario un período de ajuste. Debe aprender a usar sus audífonos con frecuencia y dedicar tiempo a usarlos. De esa manera, su cerebro estará listo cuando quiera salir y divertirse.

Los beneficios de usar audífonos todo el tiempo

Como se mencionó anteriormente, el beneficio principal del uso frecuente de audífonos es simple: se acostumbrará mejor al sonido. Esto se debe a que usted se acostumbra a escuchar cada vez menos a lo largo de los años, y es por eso que algunos sonidos pueden sonar cacofónicos al principio. El uso frecuente devuelve la alegría de sonidos como los pájaros, los pisadas o la lluvia que cae. La música sonará mejor y su propia voz se volverá familiar.

También está la cuestión de la salud. Muchas partes de nuestro cerebro operan en base a “usarlo o perderlo”, lo que significa que si se queda corto y deja de usar sus audífonos, su capacidad para procesar el sonido disminuirá. Necesita nutrir el sistema auditivo en su cerebro alimentándolo con sonido, o su audición se atrofiará.

Las personas mayores también se benefician enormemente del uso de audífonos. Al estimular el cerebro de diferentes maneras, su salud mental mejora. Muchos adultos mayores se niegan a usar audífonos o no se dan cuenta de que tienen pérdida auditiva. A medida que su capacidad auditiva disminuye, las áreas de su cerebro comienzan a deteriorarse. El uso de audífonos puede estimular el cerebro, mantenerlo saludable y permitirles socializar e interactuar mejor con el mundo.

Acostumbrarse a los audífonos

Si bien es fácil enumerar las razones por las que debería usar sus audífonos, otra cosa es usarlos. Muchas personas se sienten frustradas cuando se les dice que usen más sus audífonos por una buena razón. Los sonidos que no ha escuchado durante un tiempo pueden ser abrumadores, y superar sus límites puede provocarle dolores de cabeza y agotamiento.

Por esta razón, conocer sus límites y probarlos con suavidad es importante. Puede establecer su propio ritmo y ajustarse a los sonidos según su conveniencia. Si bien no debe descuidar sus audífonos, su progreso no tiene por qué ser extraordinariamente rápido. Establezca metas razonables para usted mismo y apéguese a una rutina. También puede establecer tareas de audición sencillas como “Hoy quiero escuchar a los pájaros” o “Hoy probaré cómo es leer el periódico con mis audífonos”. Si dedica algún tiempo a usar sus audífonos todos los días, aumentar ese tiempo será cada vez más fácil.

El seguimiento con su audiólogo también es importante. Le pueden dar consejos sobre cómo usar sus audífonos de manera más efectiva y se asegurarán de que funcionen correctamente para usted. Si necesita ajustes, ellos lo ayudarán a encontrar la configuración que más le convenga.

Cuando se adapte a sus audífonos, debe prestar atención a tres cosas.

  • ¿Cuánto tiempo los está usando? ¿Está aumentando su tiempo de uso a medida que se acostumbra más al sonido? Cada media hora cuenta, así que no se sienta apurado. Mantenga un registro de la frecuencia con la que usa sus audífonos y por cuánto tiempo. Si tiene audífonos recargables, puede tomar un descanso y dejar que se carguen antes de volver a usarlos más tarde.
  • ¿Qué está escuchando? Siéntese y concéntrese en los sonidos que le rodean. ¿Puede oír los sonidos de la naturaleza? ¿La televisión o la radio? ¿Voces de la gente? Comience a usar sus audífonos en situaciones de tranquilidad, y luego agregue nuevos entornos y sonidos, como el tráfico o las conversaciones.
  • ¿Cómo suena su voz? Intente hablar con usted mismo de vez en cuando. Incluso si al principio no le gusta el sonido de su voz, se acostumbrará a escucharla. De esa manera, cuando participe de conversaciones, su voz sonará más familiar (OVP hace que este proceso sea lo más fácil posible).

Su camino hacia la audición es el suyo, así que tome las cosas a su propio ritmo. Siempre y cuando dedique esfuerzo y tiempo a usar los audífonos, estará progresando. Si aún no se ha decidido por un par de audífonos, aprender más sobre ellos puede ayudarle a encontrar el par adecuado para usted. Cuanto más feliz esté con sus audífonos, más querrá usarlos. Puede aprender más sobre diferentes tipos de audífonos y opciones recargables con Signia.

 

Manténgase al día y suscríbase a nuestro boletín de noticias